Si crees que perder una pieza dental solo tiene consecuencias estéticas, te recomendamos leer este artículo.

Tal vez no sepas que, cuando un diente no está presente en su posición, el resto de la dentición puede verse afectada por varios problemas que van mucho más allá de la apariencia: desgaste, maloclusión, pérdida ósea…

En Clínica Dental Fibemedic, tu clínica dental en Sevilla la Nueva, queremos mejorar tu salud bucodental y, por supuesto, tu información sobre ella. Así que, si quieres conocer las consecuencias de la falta de dientes para tu salud oral, te invitamos a leer este nuevo post.

 

¿Cuáles son los problemas de la falta de piezas dentales?

Como hemos comentado, la pérdida de un diente afecta a muchos niveles. A continuación, te explicamos las consecuencias más importantes.

Funcionalidad.

  • Problemas a la hora de pronunciar sonidos y palabras.
  • Dificultad para masticar: la pérdida dentaria puede complicar la trituración de alimentos y forzar al estómago a trabajar más. Si faltan varias piezas dentales en una misma zona, masticaremos por la otra, desgastándola.
  • Las encías se resienten, ya que los alimentos se depositan en los huecos y con la fuerza de la masticación se van dañando.
  • Si el diente no se sustituye a tiempo, puede llevar a la pérdida de hueso en el maxilar.
  • Los dientes pueden cambiar de posición y desalinearse para ocupar el espacio vacío, causando problemas de maloclusión.

Estética.

Si la falta se produce en las zonas más visibles de la sonrisa puede crear inseguridad, generando complejos y afectando a las relaciones sociales.

Además, no solo produce cambios en la sonrisa, sino que también afecta a los rasgos faciales, haciendo que el labio esté más hundido.

Problemas de autoestima.

Sentirse bien con uno mismo es fundamental. Como acabamos de comentar, la sonrisa es una de las partes de nuestra anatomía que más se ven cuando interactuamos con otras personas.

Por tanto, la falta de un diente en la parte más expuesta de la boca puede generar falta de confianza y hacer que evitemos interactuar con otras personas, sonreír o comer en público.

 

¿Cuál es la mejor solución ante la pérdida de piezas dentales?

Cada caso es único, por lo que siempre recomendamos acudir a expertos para una valoración.

La solución más extendida es la colocación de un implante dental que simule la raíz del diente y se fusione con el hueso maxilar, proceso conocido como osteointegración, evitando así algunos de los efectos negativos comentados anteriormente.

Si quieres conocer más información sobre este procedimiento, puedes encontrarla en este artículo, en el que resolvemos las dudas más frecuentes de nuestros pacientes. Por supuesto, te animamos a hacernos una visita para conocer todos los detalles que necesitas. ¡Pide tu cita!