Aunque, principalmente, lo que primero se aprecia tras una pérdida dental es el fuerte impacto estético que esta supone, este hecho también acarrea graves consecuencias para la salud de tu cavidad oral en general. Hablamos, por ejemplo, del movimiento de las piezas dentales adyacentes, la disminución del soporte óseo de la boca o problemas de masticación y desgaste.

Para prevenir este problema y sus efectos, creemos que es necesario que conozcas las causas que lo provocan con objeto de poder prevenirlas. Te las cuentan nuestros dentistas en Sevilla la Nueva.

Síntomas que predicen una pérdida dental

Hay ciertas señales previas que te avisan que se va a producir la pérdida de uno o más dientes. Pueden ser:

  • Movimiento y oscilación de la pieza en cuestión debido a la pérdida de hueso de soporte.
  • Hipersensibilidad dental al frío o al calor.
  • Encías inflamadas y enrojecidas.
  • Creación de espacios entre los dientes.
  • Retracción gingival, llegando incluso a ver la raíz de la pieza dental.

Causas de la pérdida dental

¿Qué problemas pueden ser el detonante para sufrir la pérdida de un diente?

Caries

Esta afección tan común en la población suele tener siempre el mismo origen: una deficiente higiene bucodental. Este factor, unido a la ingesta de azúcar, produce caries, una patología que puede deteriorar la estructura del diente e introducirse hasta el interior de la pieza, teniendo que optar por su extracción si con una Endodoncia no fuese suficiente.

Periodontitis

La enfermedad periodontal en su grado más avanzado, periodontitis, también suele ser consecuencia de una inadecuada higiene oral, lo que conlleva a la acumulación de bacterias en la boca. Estas originan una inflamación en las encías, destruyendo los tejidos que se encargan de la sujeción de los dientes y, provocando inevitablemente, la caída de los mismos.

Fracturas o fisuras dentales

Algunas patologías como el bruxismo dañan, de manera inconsciente, el esmalte dental. Si no se protegen las piezas de los efectos de esta enfermedad, podrían acabar por fisurarse y, en el peor de los casos, caerse.

Traumatismos

Recibir un golpe en la boca, además de ser muy doloroso, puede conllevar a la pérdida dental. El diente puede verse fracturado, además del daño que pueden recibir las encías y los tejidos de soporte, con la consecuente caída de la pieza.

Desde nuestra clínica dental en Sevilla La Nueva te recomendamos mantener una adecuada higiene bucodental y acudir, cada 6 o 12 meses a una revisión con tu dentista. Detectaremos los principales síntomas de la pérdida dental y le pondremos remedio. Y, si lo necesitas, te ofreceremos los mejores tratamientos para recuperar de nuevo tu sonrisa. ¡Contáctanos!